"El Papa asume los problemas nuevos de este tiempo"

Según eclesiásticos argentinos, el documento es un aggiornamiento del Concilio Vaticano II
Mariano De Vedia
(0)
27 de noviembre de 2013  

Más allá de recoger el trabajo del Sínodo de Obispos que en octubre de 2012 analizó los desafíos de la evangelización, Francisco expuso ayer por escrito su programa de pontificado. En continuidad con la prédica que inició hace ocho meses, sentó las bases para que la Iglesia asuma el desafío misionero.

Ésa es la visión recogida entre obispos y sacerdotes de la Argentina, donde conocen en profundidad el pensamiento de Jorge Bergoglio y donde es más fácil discernir los principales aspectos que surgen de su puño y letra.

"Su programa es netamente pastoral y lo esencial es salir a misionar, sacar el Evangelio a la calle", comentó a LA NACION el padre Jorge Eduardo Scheinig, al analizar el contenido de la exhortación apostólica Evangelii Gaudium , el primer documento oficial del pontificado de Francisco.

Además de reconocer los rasgos bergoglianos del documento (las referencias a "una Iglesia accidentada y enferma" o el concepto de "primerear"), muchos en la Iglesia argentina ven el texto como un aggiornamiento del Concilio Vaticano II y de la exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi , que Pablo VI firmó en diciembre de 1975 para describir los desafíos de la evangelización en el mundo moderno.

En ese marco, Francisco llama a sacar la Iglesia a la calle, como hizo con las misas que ofició en plena plaza Constitución y otras misiones barriales. Y pide hacerlo con alegría, vitalidad, esperanza y compromiso.

"La evangelización es para el mundo. El papel de la Iglesia no es ponerse en el centro, sino ofrecerse como servidora de esa evangelización. Francisco asume los problemas nuevos de este tiempo, los problemas del mundo y de la propia Iglesia", reflexionó Scheinig, que trabaja en la problemática de los desafíos pastorales de regiones urbanas, como Buenos Aires.

"Bergoglio no es un repetidor. Con un lenguaje audaz y valiente, tiene la capacidad de plantear los desafíos de siempre con palabras de hoy, con realidades actuales", comentó un sacerdote consultado por este diario.

En la Iglesia se advierte que el Papa se incluye a la hora de hablar sobre la necesidad de una conversión de la Iglesia y del propio papado, como lo señala en el capítulo sobre la transformación misionera. Los propios agentes pastorales tienen también allí mucho para aprender.

En una dimensión más amplia, la palabra clave es la descentralización y el desafío es la redefinición de las atribuciones de las conferencias episcopales, para que la estructura del Vaticano, en Roma, se ponga al servicio de la pastoral misionera de las Iglesias particulares.

Para el arzobispo de San Juan, monseñor Alfonso Delgado, el documento de Francisco rescata "la alegría genuina que debe caracterizar a los cristianos" y recuerda la figura del "hospital de campaña", que el Papa describió en su viaje a Brasil.

En el texto, el Papa señala que "la Eucaristía no es un premio para los perfectos, sino un generoso remedio y un alimento para los débiles". Algunos buscarán seguramente analizar ese párrafo a la luz de los que esperan algún cambio en el acceso al sacramento de los divorciados vueltos a casar. Pero no hay una evidencia directa. "En ese hospital de campaña se pueden dar vitaminas, refuerzos, pero todo en forma gradual", comentó monseñor Delgado.

"Más que cambios doctrinales, el principal desafío del sínodo sobre las familias convocado para 2014 es cómo abordar las nuevas realidades familiares y sociales", expresó una fuente eclesiástica.

Entre otros aspectos, el obispo auxiliar de La Plata, monseñor Alberto Bochatey, rescató las recomendaciones para que las homilías sean breves y mejor preparadas. "Las malas homilías pueden tener un costo negativo grande", observó.

El documento fue recibido por los obispos ayer por correo electrónico. Seguramente será analizado en la reunión de la comisión permanente del Episcopado, prevista para el martes y el miércoles próximos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.