El Papa denunció la "espiral de violencia" en Medio Oriente

Francisco volvió a mostrar hoy su preocupación por la violencia en Medio Oriente
Francisco volvió a mostrar hoy su preocupación por la violencia en Medio Oriente Fuente: AFP
Elisabetta Piqué
(0)
16 de mayo de 2018  • 07:13

ROMA.- El Papa denunció hoy "la espiral de violencia" en Tierra Santa y en Medio Oriente y, luego de deplorar los 60 muertos en Gaza de los últimos días de protesta -inflamada por la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén-, hizo un fuerte llamado a las partes en pugna y a la comunidad internacional para renovar esfuerzos para que haya "diálogo, justicia y paz".

"Estoy muy preocupado por el recrudecimiento de las tensiones en Tierra Santa y en Medio Oriente y por la espiral de violencia que aleja cada vez más de la vía de la paz, del diálogo y de los negociados", dijo Francisco, al término de la tradicional audiencia general de los miércoles.

"Expreso mi gran dolor por los muertos y los heridos y expreso mi cercanía con la oración y el afecto a todos los que sufren", agregó, hablando ante miles de fieles, en la Plaza de San Pedro. Muy diplomático y consciente de la altísima sensibilidad del conflicto, el Papa no mencionó ni a Israel, ni a su violento operativo en Gaza, que dejó al menos 60 muertos, entre los cuales niños y 2400 heridos. Tampoco mencionó la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, hecho que intentó frenar en diciembre pasado, cuando fue anunciado, al hacer un llamado a respetar el "status quo" de esta ciudad, sagrada para hebreos, cristianos y musulmanes.

"Reitero que el uso de la violencia no lleva nunca a la paz. Guerra llama guerra, violencia llama violencia", recordó. Invitó luego a todas las partes en causa y a la comunidad internacional "a renovar el compromiso para que prevalezcan el diálogo, la justicia y la paz" y rezó por ello un Ave María junto a la multitud.

También expresó sus augurios cordiales para el mes de Ramadán, especial festividad religiosa que comienza mañana para los musulmanes y dura un mes. "Que este tiempo privilegiado de oración y ayuno ayude a caminar en el camino de Dios, que es el camino de la paz", pidió.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.