La gira del Pontífice por Gran Bretaña. El Papa dijo estar shockeado y triste por los abusos