El papa Francisco dijo que "suscita horror pensar en los niños víctimas del aborto"