El papa Francisco, elogiado en la tapa de The New York Times