El papa Francisco llamó a proteger a los cristianos desplazados en Irak

El Estados Islámico hoy atacó Qaraqosh, la mayor ciudad cristiana de Irak
El Estados Islámico hoy atacó Qaraqosh, la mayor ciudad cristiana de Irak Fuente: AFP
Bergoglio pidió a la comunidad internacional que "ponga fin al drama humanitario en curso"; hoy el Estado Islámico atacó la mayor ciudad islámica del país
(0)
7 de agosto de 2014  • 11:36

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco hizo hoy un llamado urgente a la comunidad internacional para que tomen medidas para proteger a los cristianos expulsados de sus pueblos en el norte de Irak, que huyen del avance de los jihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

El pontífice hizo su segundo pedido en dos semanas después que milicianos del grupo Estado Islámico tomaron varias aldeas de población mayoritariamente cristiana cerca de la región semiautónoma curda, obligando a decenas de miles de civiles y de combatientes curdos a huir.

Según su vocero, Federico Lombardi, Francisco pidió a la comunidad internacional que "ponga fin al drama humanitario en curso, tome medidas para proteger a los amenazados por la violencia y les asegure la ayuda necesaria, especialmente urgente para los que carecen de techo y dependen de la solidaridad de los demás".

El Vaticano informó que el papa argentino está viviendo "con preocupación las dramáticas noticias que llegan desde el norte de Irak, donde los más afectados son las comunidades cristianas que deben abandonar sus pueblos a causa de la violencia de estos días en la región".

Lombardi recordó las palabras del pontífice argentino del Ángelus del pasado 20 de julio cuando recordó a los cristianos perseguidos en el norte de Irak y obligados a abandonar sus casas, y expresó su cercanía y oración.

Ante las nuevas "angustiosas" noticias que llegan de la zona, añade el Vaticano, Francisco renueva su cercanía espiritual a todos los que están atravesando esta situación y se une a los obispos locales para invocar un "el don de la paz",

El mensaje termina con la oración del papa del Ángelus del 20 de julio en la que pidió "un verdadero diálogo y reconciliación" y aseguró que "la violencia no se derrota con la violencia. La violencia se gana con la paz".

Se calcula que unos 200.000 civiles se encuentran desplazados, que se han refugiado en las montañas cercanas y que necesitan urgentemente agua y comida.

Ciudad tomada

Unas 100.000 personas huyeron del norte de Irak, donde el Estado Islámico se apoderó de Qaraqosh, la mayor ciudad cristiana del país, indicó hoy el clero caldeo que pide ayuda a la comunidad internacional.

"Hay 100.000 desplazados cristianos que han huido con lo puesto, algunos a pie, hacia la región de Kurdistán", explicó el patriarca caldeo Louis Sako.

"Es un desastre humanitario, las iglesias de las ciudades que han sido tomadas están ocupadas y se han retirado las cruces", añadió.

Los jihadistas tomaron el jueves Qaraqosh, la mayor ciudad cristiana de Irak, y otras zonas cerca de Mosul, según testigos y representantes religiosos.

Qaraqosh se encuentra entre Mosul, la segunda ciudad del país ocupada por el EI, y Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán. Tiene unos 50.000 habitantes pero en las últimas semanas ha recibido a numerosos cristianos expulsados de Mosul.

"Sé que las ciudades de Qaraqosh, Tal Kaif, Bartela y Karamlesh han sido vaciadas de su población y están ahora bajo control de los milicianos", indicó por su parte Joseph Thomas, el arzobispo caldeo de Kirkuk y Suleimaniya. "Es una catástrofe, una situación trágica", añadió.

"Hoy lanzamos un llamamiento con mucho dolor y tristeza al Consejo de Seguridad de la ONU, a la Unión Europea y a las organizaciones humanitarias para que ayuden a esta gente en peligro de muerte", dijo Sako. "Espero que no sea tarde para evitar un genocidio", añadió.

Agencias AP, EFE y AFP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.