El Papa hizo un llamado a la tolerancia religiosa