Chile. El papel del Partido Comunista, el primer dolor de cabeza para Bachelet