El Partido Colorado busca plasmar su favoritismo en las elecciones

Abdo Benítez es el principal candidato a ser el sucesor de Cartes; pelea con Efraín Alegre
Abdo Benítez es el principal candidato a ser el sucesor de Cartes; pelea con Efraín Alegre Fuente: Reuters
Ramiro Pellet Lastra
(0)
22 de abril de 2018  

ASUNCIÓN (De un enviado especial).- En una elección que se define hoy, sin segunda vuelta, el conservador Mario Abdo Benítez y el liberal Efraín Alegre, que lidera una coalición de centroizquierda, son los principales candidatos a convertirse en el próximo presidente de Paraguay, luego de la gestión de Horacio Cartes.

Abdo Benítez, el candidato del oficialista Partido Colorado, llega con una ventaja de 26 puntos, según la última encuesta publicada por el diario ABC Color (54,9% a 28,6%). Este claro favoritismo trasladó parte de la emoción y las expectativas a lo que pueda suceder en el Senado, una institución con un peso determinante en los resortes políticos y administrativos de Paraguay.

Fue el Senado, por ejemplo, el que destituyó al presidente Fernando Lugo en 2012. Y fue el Senado, también, el que bloqueó durante años el ingreso de Venezuela al Mercosur, en oposición al régimen chavista, y resistiendo la presión de su gobierno y de la triple alianza que formaron Uruguay, la Argentina y Brasil, entonces aliados de Caracas.

Alegre lidera la Gran Alianza Nacional Renovada (Ganar), integrada por su Partido Liberal y el Frente Guasú, la coalición de izquierda que encabeza Lugo, ahora presidente del Senado.

Los dos candidatos llegan a estas elecciones después de un debate, el domingo pasado, en el que se trataron como caballeros. Quizás demasiado para el gusto de los votantes, que no podían distinguir quién era quién: los dos prometieron mantener el modelo económico, con algunas diferencias en materia impositiva, y prometieron también impulsar una reforma del Poder Judicial, como medio de terminar con la impunidad de la corrupción.

Se dieron la mano con cordialidad y después, a seguir cada cual con lo suyo. La apuesta de los colorados es que sus seguidores voten "de punta a punta", es decir que no corten boleta, una consigna coreada de manera cada vez más destemplada desde el palco de campaña, a medida que se sucedían los actos y se acercaba la fecha clave de los comicios.

El clímax de la disciplina partidaria estuvo a cargo del actual presidente, Cartes, en un acto de Marito, como le dicen al candidato colorado. "Vamos a advertir bien, cuidado que nadie es héroe luchando contra su propia bandera, y ruego que no se escuche que correligionarios hayan trabajado para otro partido, porque todo se sabe, y eso sería como un hijo que traiciona a su padre", bramó el presidente.

Palabras fuertes las de Cartes. En especial aquello de "todo se sabe" cuando el voto es supuestamente secreto. Pero fueron pequeños detalles que en el fragor de la campaña no venía al caso resaltar, no fuera cuestión de arruinar el momento romántico de unión mística entre los líderes y la tropa.

Pero la lucha en el Senado promete ser intensa para todos. Se anticipa que el Frente Guasú de Lugo sumará varias bancas y se convertirá en una fuerza respetable que obligará a los colorados, en caso de confirmarse su triunfo, a tener que negociar con la izquierda al menos en lo referido a parte de la agenda política.

Entre tanto, la campaña también tuvo espacio para algunas propuestas insólitas de los candidatos a legislador, como el caso de Ayessa Frutos, exmodelo y candidata del movimiento Unámonos, que ofreció sortear mensualmente la mitad de su sueldo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.