Sudáfrica. El partido de Mandela pierde su bastión: Johannesburgo