El periodista que destapó el caso prevé más revelaciones