El PMDB le asegura su lealtad a Dilma... por ahora

El mayor partido de Brasil, aliado del PT, apoyará al gobierno si no crece la agitación
El mayor partido de Brasil, aliado del PT, apoyará al gobierno si no crece la agitación
A. Boadle
(0)
29 de julio de 2015  

SAN PABLO.- Por el momento, el mayor partido político de Brasil seguirá apoyando a la cada vez más impopular Dilma Rousseff, a pesar de la defección de uno de sus propios líderes. Sin embargo, la cúpula del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) advierte que ese respaldo podría cambiar si la esperable recesión agita el descontento social.

Rousseff se debate por salvar su presidencia en medio del peor declive económico de los últimos 25 años, y de la crisis política desatada por los coletazos del escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Eduardo Cunha, titular de la Cámara baja, rompió vínculos con Rousseff hace unas semanas y quiere que el PMDB abandone la coalición, pero otros dirigentes partidarios no están listos a dar ese paso.

Los planes del PMDB son permanecer junto con Dilma hasta 2018, cuando piensan presentar a un candidato presidencial propio.

"No vamos a romper con el gobierno ahora porque eso empeoraría la grave situación económica que enfrentará Brasil en la segunda mitad de este año", dijo el senador Eunicio Oliveira, jefe de bancada del PMDB en el Senado.

Las encuestas revelan que casi dos de cada tres brasileños querría que Dilma fuera a juicio político por su desmanejo de la economía y por el uso de sobornos como dinero de campaña en 2010 y en 2014. Según una encuesta publicada la semana pasada, el índice de aprobación de Dilma se hundió al 7,7%.

Hasta el Partido de los Trabajadores (PT) cuestiona las medidas de austeridad que aplicó para frenar el creciente déficit fiscal que pone en peligro la calificación crediticia de Brasil. Incluso el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, su mentor político, ha tomado distancia.

La soledad de Dilma frente a un Congreso rebelde socava la efectividad de sus políticas de ajuste. A eso se sumó la caída de ingresos por el achicamiento de la economía, que obligó a su equipo económico a revisar a la baja sus metas fiscales para el período 2015-2017.

Si bien Cunha hará lo posible para complicarle los planes, el apoyo orgánico del PMDB implica que Dilma todavía tiene chances de aprobar más leyes para reducir el gasto y aumentar los ingresos, frente a un Congreso ingobernable que hasta ahora ha diluido todas sus medidas de austeridad.

Para Dilma, el riesgo de ser sometida a juicio político creció exponencialmente hace unos diez días, cuando Cunha anunció que se pasaba a la oposición y empezó a evaluar los 11 pedidos de juicio político que Rousseff tiene en el Congreso.

Sin embargo, el propio Cunha fue acusado de haber recibido una coima de cinco millones de dólares para facilitar dos contratos de Petrobras para la compra de barcos, y los funcionarios de Dilma creen que será procesado por esa causa antes de poder dañar a la presidenta.

Rousseff no está entre los 32 políticos en actividad sospechados de haber recibido "retornos" en el escándalo sin fondo de la petrolera estatal brasileña. Pero eso no quiere decir que esté a salvo. Se espera el veredicto sobre una auditoría a las cuentas fiscales del año pasado para fines de agosto.

"Si los brasileños salen masivamente a las calles a exigir un cambio de gobierno, entonces no habrá modo de mantener unida a esta ya de por sí fracturada coalición de gobierno", dijo Danilo Forte, legislador del PMDB, y crítico del matrimonio de su partido con el PT. Forte dijo que las cosas serían todavía peores para Rousseff si no contara con su vicepresidente Michel Temer, un veterano del PMDB, que tomó en sus manos las relaciones con el Congreso.

El comunicado de Techint

"Techint fue objeto de una requisa judicial en su sede de San Pablo (...) en un procedimiento llevado adelante por la policía federal de Brasil. En este marco, Ricardo Ourique Marques, director de Techint Brasil, prestó declaración en la sede de la policía federal, declaración que finalizó al mediodía (...) Techint suministró todas las informaciones que le fueran requeridas y permanece a disposición de las autoridades. La empresa reitera que cumple con la normativa internacional de gobierno corporativo y cumple con la legislación brasileña".

Traducción de Jaime Arrambide

Por: A. Boadle

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.