El PP, ante una grave crisis interna