El príncipe de Noruega y Mette-Marit dieron el sí

Gran cantidad de público se congregó en las inmediaciones de la iglesia; entre los presentes estuvieron los principales miembros de la realeza europea
Gran cantidad de público se congregó en las inmediaciones de la iglesia; entre los presentes estuvieron los principales miembros de la realeza europea
(0)
25 de agosto de 2001  • 13:32

OSLO.- La ceremonia nupcial que unió en matrimonio al príncipe Haakon, heredero de la corona de Noruega, y Mette-Marit Tjessem Hoiby comenzó esta tarde pocos minutos después de la llegada de los novios a la catedral de Oslo.

La lluvia obligó a sustituir el descapotable que la Casa Real había puesto a disposición del príncipe y su novia -y que utilizaron en 1968 el rey Harald y la reina Sonia el día de su boda- por una limusina cubierta.

La novia saludó muy sonriente a los noruegos que llenaron las calles de Oslo a su llegada a la catedral, donde la esperaba su prometido, Haakon Magnus, que la recibió con una sonrisa, tras la que se intercambiaron dos besos en la mejilla.

La novia, serena y sonriente, lucía un vestido de seda blanco, con una pequeña cola y un discreto escote redondo que dejaba ver una sencilla gargantilla.

Mette-Marit entró en la catedral sujetando un ramo de flores en cascada junto a Haakon, que llevaba un uniforme de gala militar.

Tras saludar de nuevo al público congregado en las inmediaciones de la iglesia, los novios entraron a la catedral.

La reina Sofía de España y el príncipe Felipe de Borbón, heredero de la Corona española, había llegado quince minutos antes.

Los representantes de las principales casas reales europeas, entre ellos los reyes de Suecia y Bélgica, el príncipe Carlos de Inglaterra y las princesas Victoria y Madalena de Suecia, llegaron con quince minutos de antelación a la ceremonia. También se acercaron los amigos personales de los novios.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.