El príncipe Guillermo juega al espionaje

El segundo en la línea de sucesión se entrenó en las últimas semanas con los servicios secretos
El segundo en la línea de sucesión se entrenó en las últimas semanas con los servicios secretos Fuente: Archivo
(0)
8 de abril de 2019  

LONDRES.- Su nombre es Windsor, Guillermo Windsor.

Tratándose de una de las figuras públicas más reconocidas del mundo, el príncipe Guillermo de Inglaterra no sería un 007 tan efectivo como el legendario espía ficticio James Bond.

Pero eso no impidió que el heredero del trono británico pasara las últimas tres semanas trabajando con los servicios de espionaje, incluyendo el MI6, la agencia de inteligencia exterior de Bond.

El duque de Cambridge terminó el fin de semana su misión top secret, que incluyó además una semana con el servicio de inteligencia nacional MI5 y la agencia de ciberseguridad GCHQ, según el Palacio de Kensington.

"Pasar tiempo con nuestras agencias de seguridad e inteligencia, entender mejor la contribución vital que realizan a nuestra seguridad nacional, fue una experiencia verdaderamente aleccionadora", dijo en un comunicado Guillermo, segundo en la línea de sucesión a la corona.

"Estas agencias están llenas de gente de todos los orígenes realizando las tareas más extraordinarias para mantenernos seguros. Trabajan en secreto y muchas veces no pueden contarles a sus familias y amigos del estrés que enfrentan. Los motivan un patriotismo sin comparación y una dedicación a defender los valores de este país. Les debemos una profunda gratitud por el trabajo difícil y peligroso que realizan", añadió.

El príncipe, que sirvió en las fuerzas armadas, inició su periplo en el SIS, el Servicio de Inteligencia Secreto, más conocido como MI6, cuyos agentes obtienen por todo el mundo información importante para los intereses británicos.

Luego, este padre de tres hijos pasó al Servicio de Seguridad (MI5), que se ocupa del espionaje nacional, y acabó en la agencia de vigilancia de las comunicaciones GCHQ.

El responsable de contraterrorismo del GCHQ, al que solo identificaron como David, explicó que el príncipe trabajó "excepcionalmente duro para integrarse en el equipo".

"Tener al duque de Cambridge con nuestros equipos fue una oportunidad increíble. Guillermo trabajó excepcionalmente duro para integrarse en el equipo y se mantuvo cómodamente entre algunos analistas y operadores altamente calificados. Su alteza real hizo algunas preguntas de sondeo y demostró una comprensión real de nuestra misión. Esta fue una rara oportunidad para exponer en detalle el ingenio técnico y las habilidades de resolución de problemas que se necesitan a diario para ayudar a mantener la seguridad del Reino Unido", agregó.

Agencias AFP y Reuters

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.