Gran Bretaña. El príncipe Harry podría combatir en Irak