El PT debió postergar la presentación de sus planes

Lula iba a anunciar su plan de gobierno
(0)
29 de junio de 2002  

SAN PABLO (De nuestro corresponsal).– Quien intente diferenciar el programa de gobierno del izquierdista Luiz Inacio Lula da Silva y el de José Serra, el candidato del gobierno, puede llegar a tener dificultades para diferenciar a quién pertenece cada uno de los textos.

El Partido de los Trabajadores (PT) iba a presentar ayer el documento con sus promesas de gobierno, pero el escándalo desatado tras las denuncias de corrupción contra su cúpula máxima postergó el anuncio para la próxima semana.

De cualquier forma, los detalles del texto de propuestas fueron filtrados a los medios por los propios dirigentes del PT.

El programa defendido por Lula es la consolidación de una tendencia curiosa. En ella el oficialismo intenta parecer oposición para alejarse de las cifras de pobreza, desempleo e inseguridad que deja Fernando Henrique Cardoso.

Asimismo, la oposición intenta mostrarse como oficialismo para desprenderse de los estigmas de rupturista, o contrario al libre mercado, que en las últimas semanas sirvieron para que algunos justificaran el aumento del índice del riesgo país.

En una demostración de este fenómeno, el programa del PT defiende la profundización de relaciones de comercio con los Estados Unidos, el mantenimiento de desempeños fiscales altos y el respeto a todos los compromisos y deudas contraídas por el país.

Deudas “administrables”

Las deudas interna y externa, que en boca de los dirigentes del PT antes eran insostenibles, en el programa de gobierno se volvieron “administrables”.

En las propuestas del PT se defienden también la estabilidad económica y el control de la inflación, pero creando al mismo tiempo un mercado interno de masas.

Las propuestas son similares y, en cierto tono, hasta más conservadoras que las de Serra, el candidato del Partido Social Demócrata Brasileño.

El programa de gobierno del PT es visto como un intento de calmar a los inversores frente a la posibilidad de victoria de Lula, que en otras épocas llegó a pedir la ruptura con el Fondo Monetario Internacional y la declaración de moratoria contra los acreedores internacionales debido al origen reprobable de esa deuda.

El punto en que el programa del PT sí se diferencia de las promesas oficialistas tiene que ver con la Argentina.

La propuesta de Lula apunta a una ampliación del Mercosur a todos los países de América latina, un aspecto en el que Serra no está de acuerdo ya que es un conocido crítico del Mercosur. La integración continental ya está siendo intentada por el Mercosur hace años, con avances discretos, pero el resto de los países de América latina está más interesado en la Asociación de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que en una sociedad con un bloque en crisis.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?