El recuerdo de Katrina moviliza a la Casa Blanca

Eric Lipton
(0)
28 de agosto de 2011  

WASHINGTON.- Decidido a evitar cualquier comparación con la fallida respuesta del gobierno federal frente al huracán Katrina, la administración de Barack Obama se explayó públicamente esta semana sobre todos los esfuerzos que se están realizando para que los estados afectados por el ciclón reciban toda la ayuda de Washington que necesiten.

Obama, que debió regresar de sus vacaciones en Martha's Vineyard un día antes, visitó los cuarteles generales de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA). Mientras se encontraba en el lugar, pasó por el Centro Nacional de Coordinación de Respuesta, centro que funciona las 24 horas, donde docenas de empleados del gobierno están reunidos para ayudar a orquestar la respuesta al huracán Irene.

En enormes monitores de pared, siguen la evolución de la tormenta paso a paso, y pueden acelerar o disminuir la velocidad de respuesta del gobierno federal. "Ustedes, muchachos, están haciendo un gran trabajo", dijo Obama durante la visita. "Lamento que ésta sea una visita de médico."

Incluso antes de que la tormenta tocara tierra, Obama había declarado en emergencia nacional los estados de Connecticut, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Rhode Island y Virginia, por lo que despejó el camino para la ayuda y el financiamiento federal como respuesta al huracán.

En caso de huracán, la responsabilidad recae de antemano en el gobierno local y del estado, que son los que están a cargo de las órdenes de evacuación y los preparativos para inundaciones y otros destrozos causados por el ciclón. Pero los organismos del gobierno nacional deben estar preparados de antemano para suministrar la asistencia que sea necesaria, como finalmente ocurrió en 2005 en Luisiana y Mississippi, durante el huracán Katrina.

Para evitar que la situación se repita, ayer el FEMA tenía 18 equipos de respuesta a desastres en sus puestos en los estados costeros, donde había almacenado alimento, agua y equipos móviles de comunicación. La guardia costera tiene más de 20 helicópteros de rescate y aviones de reconocimiento dispuestos a despegar de sus bases en la costa este.

El Departamento de Defensa tiene otros helicópteros en el Nordeste, y ha coordinado con los estados que se encuentran en el camino del huracán para asegurarse de que haya al menos 101.000 miembros de la Guardia Nacional disponibles.

El secretario de Defensa, Leon Panetta, ordenó ayer que 6500 militares activos estuvieran preparados para desplegarse en respuesta a la tormenta. La FEMA también ha hecho una fuerte campaña por las redes sociales; Craig Fugate, el director de la agencia, publica varias actualizaciones por hora en su cuenta @CraigatFEMA.

La agencia hasta ha lanzado un nuevo software compatible con la plataforma de telefonía celular Android, que permite seguir paso a paso la información sobre cómo prepararse para un huracán y cómo solicitar ayuda ante el desastre, que en ocasión del huracán Katrina llegó con demora.

Traducción de Jaime Arrambide.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.