El régimen norcoreano proclamó al país potencia nuclear