El sufismo, la secta considerada hereje por los jihadistas