El talibán de EE.UU. advirtió sobre un ataque bacteriológico

Sería en una segunda fase de atentados
(0)
13 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- John Walker, el joven norteamericano que combatió junto a los talibanes y que ahora es prisionero del ejército estadounidense, advirtió que la red terrorista Al-Qaeda planea lanzar un ataque biológico contra Estados Unidos en cuestión de días, según publicó The Washington Times.

El detenido, interrogado por funcionarios de inteligencia en una base cerca de Kandahar, precisó que la fase dos de la guerra emprendida por la organización de Osama ben Laden contra Estados Unidos debería comenzar después del 16 de diciembre, cuando concluya el Ramadán

El periódico, que cita a funcionarios de los servicios de inteligencia, dijo que Walker, de 20 años y oriundo de San Francisco, habló incluso de una tercera fase en la que todo Estados Unidos sería destruido. El joven, capturado por las fuerzas estadounidenses durante la rebelión de prisioneros talibanes en una cárcel cercana a Mazar-e-Sharif, en el norte afgano, hizo estas declaraciones en interrogatorios que le realizaron miembros de los servicios secretos en Camp Rhino, base de los marines en el desierto de Afganistán.

Sin embargo, otras fuentes de inteligencia en Washington expresaron escepticismo sobre la credibilidad de las informaciones del "talibán Johnny".

"Era un soldado raso talibán; no hizo más que recoger rumores oídos en las trincheras de la guerrilla", dijo una fuente de la CIA, en tanto otro funcionario norteamericano comparó al prisionero de Camp Rhino con un "marinero de un portaaviones que pretende entrar en la cabeza del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld".

El vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer, declaró por su parte que "es difícil imaginarse que alguien en su posición haya podido obtener informaciones creíbles o serias sobre futuras acciones" de Al-Qaeda.

De toso modos, el domingo último el general Richard B. Myers dijo en televisión que Walker había comenzado a colaborar, y estaba proporcionando "informaciones útiles".

Según The Washington Times, habría sido también sobre la base de esas revelaciones que la semana pasada la administración Bush lanzó una nueva alarma por terrorismo -la tercera desde el 11 de septiembre- en coincidencia con el fin del Ramadán.

Por el momento, Estados Unidos no ha decidido qué hacer con Walker, que podría ser juzgado por traición.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.