El terremoto en Chile corrió de lugar a Buenos Aires