El vestido y las joyas, el secreto mejor guardado de Máxima