Elecciones en EE.UU.: los republicanos quedan a una banca de retener el Senado