Elián, más cerca de volver a Cuba

Por María O’Donnell Corresponsal en EE.UU.
Por María O’Donnell Corresponsal en EE.UU.
(0)
22 de marzo de 2000  

WASHINGTON.- El gobierno de los Estados Unidos inició los preparativos para enviar a Elián González -el niño balsero que lleva cuatro meses viviendo con un tío abuelo en Miami- de regreso a Cuba, donde lo espera el padre.

La secretaria de Justicia, Janet Reno, puso en marcha el operativo tras conocer el fallo de un juez federal que rechazó el planteo de Lázaro González, tío abuelo de Elián, que no quiere dejarlo partir.

"Haremos todo lo necesario para garantizar que este niño se reúna cuanto antes con su padre", dijo ayer Reno.

Pero el drama del niño balsero puede tener nuevos capítulos, porque el tío abuelo anticipó que apelará la decisión del juez Michael Moore.

La secretaria de Justicia dijo, además, que la administración Clinton no tomará medidas apresuradas. "Queremos hacer las cosas de manera prolija", precisó.

Elián González está atrapado en una batalla familiar por su custodia, que se transformó pronto en un conflicto de alto voltaje político entre los Estados Unidos y Cuba, desde que unos pescadores lo encontraron en el estrecho de Florida, en noviembre último.

La madre del niño, su segundo marido y otras nueve personas murieron ahogadas en el intento por escapar de Cuba en una balsa. Elián fue uno de los tres sobrevivientes del naufragio.

El Servicio de Inmigración y Naturalización (SIN), que depende de Reno, les otorgó la custodia en forma temporaria a los familiares de Miami. Desde entonces, Juan Miguel González, el padre del niño, lo reclama desde Cuba.

Luego de entrevistar a los familiares en Miami y en la isla, el SIN ordenó en enero último el regreso del menor a la isla, una decisión que fue respaldada por el presidente Bill Clinton.

Un caso político

El tío abuelo, con el apoyo del fuerte lobby anticastrista en Miami, movilizó a los republicanos del Congreso y presentó una solicitud de asilo político para Elián en los tribunales.

El caso también se politizó en Cuba, con una serie de manifestaciones organizadas por el gobierno de Fidel Castro.

Los cubanos tienen un status especial en materia de inmigración, por el cual obtienen en forma casi automática el asilo político si logran llegar a los Estados Unidos.

Pero en el caso de Elián, el SIN determinó que, como se trata de un menor, el único autorizado para hablar en su nombre es el padre y que la administración Clinton debe respetar sus deseos.

El tío abuelo, con el argumento de que el niño tendrá un futuro mejor en los Estados Unidos que en la Cuba de Fidel Castro, insistió ante los tribunales sobre un pedido de asilo político para el niño.

El fallo del juez Moore conocido ayer ratifica en todos sus términos la decisión del SIN. La familia de Miami "tiene buenas intenciones", pero "la realidad es que cada día que pasa es otro día perdido entre Juan González y su hijo", escribió el magistrado.

El tío abuelo de Elián quería que el juez le tomara declaración al niño, pero Moore no le concedió la audiencia.

"No quiere volver"

La hija de Lázaro González, Mariselys, que vive con el niño en una casa humilde de la zona conocida en Miami como "la pequeña Habana", insistió ayer en que Elián se quiere quedar en los Estados Unidos.

"Fue testigo de la muerte de su madre, conoce las razones por las cuales lo trajo para aquí y por eso no quiere volver", dijo la prima segunda de Elián.

El argumento de la familia en Miami, y también de todo el espectro político republicano, es que si la madre murió en un intento por darle libertad, el niño no debe volver a la Cuba de Castro.

"Ella murió para darle una vida mejor", señala un comunicado de la campaña de George W. Bush, el gobernador de Texas y candidato presidencial de la oposición, que le pidió a Reno que "reconsiderara" su decisión.

Bush, sugirió, además, que el padre no habla con libertad y que sólo podrá expresar sus deseos verdaderos si viaja a los Estados Unidos.

Juan Miguel González no salió de Cuba. En los cuatro meses que lleva en Miami, Elián sólo se encontró con sus dos abuelas, que vinieron en una visita organizada por una entidad religiosa.

Durante la gira, las abuelas hablaron de su caso ante el Congreso, donde legisladores republicanos habían presentado un proyecto para conceder por ley la ciudadanía norteamericana a Elián, una práctica que se utilizó pocas veces en la historia para distinguir a personalidades mundiales, como la Madre Teresa.

La maniobra fue pensada para quitarle el caso al SIN (que ya no podría intervenir si se trata de un ciudadano norteamericano).

Victoria para Clinton

Aunque los familiares de Miami pueden apelar la decisión de Moore y explorar nuevas maneras de dilatar la partida de Elián, el fallo fue una victoria judicial para la administración Clinton, que ahora se encuentra con un camino bastante más despejado.

"Comprendo las fuertes emociones que han rodeado este caso, pero tengo la esperanza de que la gente aceptará el fallo y apoyará el proceso para reunir a Elián con su padre", dijo Janet Reno.

En la isla

LA HABANA (AP).- El gobierno de Cuba ha instado a sus ciudadanos a evitar el optimismo excesivo por la negativa de un juez federal norteamericano a impedir el regreso de Elián González a su país.

"Es necesario analizar con serenidad las noticias, sin subestimar los obstáculos", señaló un comunicado oficial. La declaración instó a los cubanos a "no caer en falsos optimismos ni excesivas ilusiones" y advirtió que no terminó la batalla para "el regreso del niño secuestrado".

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.