Emotivo recuerdo a las víctimas del tsunami ocurrido en 2004

Miles de personas en el sur de Asia participaron de actos religiosos con velas y cantos, en memoria de las más de 230.000 personas que murieron en el Pacífico
(0)
26 de diciembre de 2009  • 18:06

YAKARTA/BANGKOK.- Miles de personas en el sur de Asia recordaron hoy con ceremonias religiosas, velas al viento y minutos de silencio a las 230.000 víctimas mortales del brutal tsunami que hace cinco años estremeció la región del Pacífico.

El 26 de diciembre de 2004, un temblor de 9,1 grados en la escala de Richter -uno de los mayores jamás registrados- sacudió la costa oeste de Sumatra, lo que generó un tsunami con olas de hasta 30 metros de altura, que en las horas siguientes arrasó la costa de 14 países, desde Indonesia hasta Madagascar.

Entre los muertos había también miles de turistas que pasaban sus vacaciones en las playas de Tailandia, Indonesia o Sri Lanka. Familiares de las víctimas en la provincia indonesia de Aceh oraron hoy ante las tumbas de sus seres queridos. En la capital, Banda Aceh, tuvo lugar una ceremonia solemne para recordar a los alrededor de 170.000 muertos en la provincia.

El vicepresidente Boediono encabezó la ceremonia en el área Ule Lhue y luego vistió una de las fosas comunes en las que se enterraron los cadáveres de víctimas del tsunami que no fueron identificadas.

La reconstrucción tras el tsunami en Aceh fue calificada de éxito por los donantes. Más de 130.000 casas, 2700 kilómetros de rutas, alrededor de 1000 puentes y 1500 kilómetros de canales de irrigación fueron construídos gracias a un importante esfuerzo internacional.

"El gobierno indonesio tomó el liderazgo para hacer realidad el esfuerzo de reconstrucción más exitoso", dijo la semana pasada el director del Banco Mundial en el país, Joachim von Amsberg. "Estamos muy orgullosos y felices de ser parte de esa historia".

Sin embargo, funcionarios sostienen que algunos problemas persisten, entre ellos el hecho de que algunos de los sobrevivientes no recibieron casas y aún viven en tiendas temporarias.

Ceremonia tailandesa. En Tailandia, entre tanto, cientos de monjes budistas lideraron una ceremonia fúnebre. Miles de pobladores locales y gran cantidad de turistas extranjeros se echaron a las calles de Takuapah, en la provincia de Phang-Nga, una de las zonas más afectadas, para colocar alimentos y otros regalos en los recipientes que llevaban los monjes que pasaban.

Según la creencia budista, la persona que da una ofrenda recibe de los monjes méritos para la vida futura. Estos méritos pueden ser transmitidos también a otros familiares, incluso a los ya fallecidos.

En Tailandia perdieron la vida unas 8000 personas, según las estimaciones, un cuarto de ellas turistas extranjeros que pasaban allí sus vacaciones de Navidad. También en Sri Lanka se recordó en un acto religioso a las aproximadamente 40.000 personas que perdieron la vida en la catástrofe. Familiares de las víctimas en zonas costeras participaron en los actos, que incluyeron dos minutos de silencio en memoria de los muertos.

En Karathivu, una localidad ubicada 350 kilómetros al este de la capital, Colombo, los habitantes exhibieron durante una ceremonia hindú fotos de 400 personas fallecidas. En las zonas sureñas de Galle y Mutara, con grupos en su mayoría de creencia budista, varios monjes se reunieron para conmemorar la tragedia.

Muchos de los afectados por el tsunami tienen ya nuevas viviendas, pero no están contentos con su ubicación tierra adentro. "Nuestras familias se ven afectadas porque hemos sido reubicados unos dos kilómetros hacia adentro. Somos pescadores y tenemos ahora dificultades para pescar", dijo un habitante al respecto. Las 14.000 víctimas de la India fueron recordadas con procesiones en la isla de Nikobaren, cerca del epicentro del fenómeno, y en la costa este del país.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.