Emotivo rescate de una beba entre los escombros en Argelia

Permaneció 36 horas atrapada bajo un edificio derrumbado en Bumerdes
(0)
24 de mayo de 2003  

BUMERDES.- Una beba de dos años fue milagrosamente rescatada con vida ayer de entre los escombros de un edificio en la ciudad de Bumerdes, 36 horas después del terremoto que sacudió a Argelia el pasado miércoles, en un celebrado éxito de las cuadrillas de rescate que participan del dramático esfuerzo por hallar sobrevivientes.

Según las últimas cifras oficiales, más de 1600 personas murieron en la tragedia, pero el número podría crecer en las próximas horas.

La radio nacional argelina informó que, además de la niña, otras once personas fueron rescatadas ayer con vida de entre las ruinas de viviendas destruidas por el terremoto, que según algunas mediciones alcanzó los 6,7 grados en la escala de Richter.

La pequeña, llamada Emilie Kaidi, fue rescatada de los escombros de un edificio de cinco plantas en Bumerdes, la localidad más afectada por el sismo.

La beba sobrevivió milagrosamente, atrapada durante casi dos días en un agujero en lo que fue el techo del baño de la vivienda y protegida por una puerta. Sólo llevaba puesta una remera naranja. Su madre y su padre sobrevivieron, pero se teme que su hermana haya muerto.

Según testigos del rescate, en un primer momento se pensó que habría que amputarle un brazo para poder extraerla de las ruinas, pero esto finalmente no fue necesario. Un ruidoso festejo se escuchó en el lugar cuando la operación concluyó exitosamente, según relataron los testigos.

Un caso similar fue el de una niña de 12 años, llamada Hassiba, rescatada luego de pasar 30 horas bajo los escombros de un edificio en Argel. "Es un milagro", exclamó una enfermera del hospital de Belfort, de la capital argelina, donde lamentablemente se le debió amputar medio brazo derecho.

En tanto, las tareas de rescate, con la ayuda de perros entrenados y equipos para detectar sonidos, así como la organización de la distribución de la ayuda humanitaria, continuaban contra reloj en Argel y otras ciudades de la zona más afectada del país.

Con las manos

Los socorristas, algunos de los cuales escarbaban con las manos mientras otros usaban palas mecánicas y grúas, dijeron que centenares de personas podrían estar aún atrapadas bajo los escombros del terremoto, el peor en Argelia en más de 20 años. El sismo se sintió incluso en España, al otro lado del Mediterráneo, donde unos 100 pesqueros fueron hundidos por las olas que produjo el fenómeno.

"Estamos revisando cada edificio, pedazo a pedazo, con perros sabuesos", indicó Gianni Savio, coordinador de un equipo de 10 socorristas de Verona, Italia, que llegaron anteayer para colaborar en las tareas.

En conferencia de prensa, el primer ministro Ahmed Ouyahia dijo que los muertos confirmados eran hasta ayer más de 1600. Y aunque señaló que unas 4200 personas fueron ya rescatadas vivas de los escombros, advirtió que "se espera que suban las cifras de víctimas". De hecho, la Cruz Roja y la Media Luna Roja, con sede en Ginebra, dijeron que el saldo de muertos podría llegar a 2000 a medida que los equipos de rescate descubran más víctimas en pueblos de la densamente poblada costa mediterránea.

Por su parte, la agencia de noticias estatal APS informó que 7207 personas resultaron heridas a causa del terremoto.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.