Suscriptor digital

En Chile esperan más demandas

(0)
31 de enero de 2000  

SANTIAGO (Chile).- En medio de indicios de que el regreso de Augusto Pinochet es cuestión de días, se espera un fuerte aumento de las demandas para que sea juzgado en Chile por las violaciones de los derechos humanos durante su régimen.

Actualmente hay 58 demandas judiciales pendientes contra Pinochet, por asesinato y por la desaparición de 1198 opositores al régimen militar, presentadas por víctimas o sus familiares, o por las organizaciones políticas, sociales o sindicales a las que pertenecieron.

El juez Juan Guzmán, que tiene a su cargo las demandas, dijo que podría haber más, y aseguró que interrogará al ex dictador cuando regrese. Eventualmente, agregó, pedirá levantar los fueros que éste tiene como senador vitalicio.

Además, Guzmán anticipó que pedirá realizarle nuevos exámenes médicos para determinar si está o no en condiciones de enfrentar un juicio. La ley chilena no exime de responsabilidad penal por razones de salud, salvo en casos de incapacidad mental.

En tanto, los abogados Julia Urquieta y Hugo Gutiérrez, que representan a varios de los demandantes de Pinochet, han dicho que si Pinochet vuelve, buscarán su desafuero.

Entre tantas diferencias de seguidores y opositores al ex dictador, todos están de acuerdo en que deberá abandonar la actividad política.

Lagos: habrá un juicio

Por su parte, el presidente electo, Ricardo Lagos, afirmó que no corresponde al presidente o al gobierno decidir un juicio, sino a un juez, y aseguró que velará por la independencia del Poder Judicial.

"Creo que en Chile es posible juzgar a cualquier persona", afirmó ayer al diario El Mercurio, seis semanas antes de asumir como segundo presidente socialista en la historia de Chile.

Su opositor, el derechista Joaquín Lavín, coincidió:"Nadie está por encima de la ley".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?