"En este caso, todo el mundo es responsable"

(0)
31 de diciembre de 2009  

Los siguientes son los principales párrafos del editorial del diario The New York Times sobre el frustrado atentado.

NUEVA YORK.- Sólo la suerte y la valentía de los pasajeros del vuelo 253 de Northwest evitaron una tragedia el día de Navidad. Cuando un nigeriano trató de abrir un agujero en el fuselaje del avión, el polvo explosivo que llevaba oculto no detonó adecuadamente y los pasajeros lo redujeron antes de que pudiera infligir mayores daños.

Los terroristas siempre buscarán nuevas maneras de eludir las medidas de seguridad, y esperemos que la suerte y la valentía no se agoten. Pero este caso deja escalofriantemente en claro que los sistemas de seguridad de los aeropuertos instaurados después del 11 de Septiembre tienen serias fallas. Y también tienen serias fallas las burocracias que los administran.

Seamos claros: el sistema no funcionó. Es alarmante que Janet Napolitano, la secretaria de Seguridad Interior, sugiriera, incluso brevemente, que el sistema sí había funcionado. Es indecoroso que tantos republicanos se apresuren a llevar agua para su molino aprovechando este casi desastre. Obama hizo un mejor trabajo, al reconocer lo que denominó "una falla sistémica" en el aparato de seguridad nacional.

Todo el mundo es responsable: la administración Bush por no atar cabos antes del 11 de Septiembre y en los siete años siguientes por no hacer lo suficiente para racionalizar y mejorar la seguridad; el Congreso, dominado por ambos partidos, por bloquear los cambios necesarios y no exigir otros; la administración Obama, por no haber mostrado mayor interés en reformar lo que claramente es un sistema de seguridad inadecuado.

El primer problema es el fracaso del proceso de investigación de datos diplomático y de inteligencia, que debería haber hecho sonar la alarma mucho antes de que Umar Farouk Abdulmutallab abordara un avión con destino a Estados Unidos, con una visa de múltiples entradas en mano. Lo que agrava todo esto es que los funcionarios tenían algo que no siempre puede esperar: una clara advertencia del padre de Abdulmutallab. Además, el gobierno contaba con información de Yemen, recibida antes de Navidad, que indicaba que Al-Qaeda estaba preparando a un "nigeriano" para un ataque.

El caso ha suscitado las consabidas y preocupantes preguntas sobre cómo comparten las autoridades la información de inteligencia.

La tecnología también es un punto importante. Con todas esas costosas máquinas de control, ¿cómo hizo Abdulmutallab para subir al avión 80 gramos de PETN? El incidente plantea la pregunta de si este país y otros deberían comprar e instalar los llamados escáneres de cuerpo entero.

Finalmente, se plantea la pregunta sobre la manera en que Estados Unidos enfrenta la creciente presencia de Al-Qaeda en Yemen. Durante los próximos 18 meses, Washington proporcionará 70 millones de dólares para equipar y entrenar a las fuerzas de seguridad yemeníes, y ya ha enviado allí fuerzas de operaciones especiales. La Casa Blanca deberá decidir ahora si estas medidas bastarán.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.