En fotos: el beso más famoso tiene su escultura en Francia