En Holanda, no esperan a los padres de Máxima para la coronación

Lo habría comunicado la propia princesa al primer ministro holandés, Mark Rutte, señalaron fuentes citadas por la televisión pública NOS
(0)
28 de enero de 2013  • 17:57

LA HAYA.-  La ceremonia de abdicación de la reina Beatriz y de coronación de Guillermo Alejandro se celebrará, según adelantó hoy la Casa Real, en Amsterdam, capital de Holanda, a pesar de que el Gobierno y la Corona tengan establecida su sede en La Haya. Será el próximo 30 de abril.

Al acto no se espera la asistencia de los padres de Máxima , según habría comunicado la propia princesa al primer ministro, Mark Rutte, señalaron fuentes citadas por la televisión pública NOS.

Los Zorreguieta no acudieron a la boda de su hija, celebrada el 2 de febrero de 2002, porque así lo decidió el Parlamento holandés en respuesta a las críticas que Máxima recibió por ser hija de un antiguo ministro del gobierno de Jorge Rafael Videla.

El padre de Máxima, Jorge Zorreguieta , formó parte del gobierno de la última dictadura militar. Su cargo comenzó siendo menor, subsecretario de Agricultura, entre 1977 y 1978 y nunca pasó -al menos oficialmente- de ser secretario de la misma cartera hasta 1981.

El enlace fue entonces recibido con dudas en Holanda, tanto por el pasado de la familia de Máxima como por su confesión católica -frente al protestantismo habitual de la Familia Real holandesa-, unas reticencias que han ido desapareciendo con el paso del tiempo.

Hoy, la pareja es la más popular de la Familia Real , sobre todo gracias a la espontaneidad y la simpatía de Máxima, que es muy querida por los holandeses.

Desde que celebraron su enlace, Máxima de Holanda ha sabido vencer las reticencias con cercanía y se ha convertido en una de las princesas más elegantes de Europa.

Agencia EFE y archivo de LA NACION

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.