En Irán llaman "prostituta" a Carla Bruni

Así la calificó un diario de ese país a la primera dama francesa por su férrea oposición a la lapidación
Así la calificó un diario de ese país a la primera dama francesa por su férrea oposición a la lapidación
(0)
30 de agosto de 2010  • 10:59

El diario iraní Kayhan, controlado por el gobierno del país islámico, agregó un nuevo capítulo de tensión en su relación bilateral con Francia, tras llamar "prostituta" a Carla Bruni, primera dama del país galo, según publica el medio español El Mundo.

La acusación del medio se debe a la férrea oposición que expresó Bruni respecto a la lapidación, una condena a la que se recurre habitualmente en Irán y sobre la que por estos días existe una fuerte condena desde Occidente, a raíz del caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer sentenciada a muerte mediante ese método.

Según el diario, la esposa de Nicolas Sakorzy es "una prostituta" por defender los derechos de una mujer a la que el gobierno iraní condenó a ser lapidada acusada de haber engañado a su marido y después haber colaborado en su asesinato.

"Hace poco Carla Bruni, la esposa de Nicolas Sarkozy, y la infame, Isabelle Adjani, actriz francesa de moral corrupta, han mostrado su apoyo a Sakineh. Carla Bruni luchó por romper el matrimonio del presidente Sarkozy hasta convertirse en la primera dama", reza el artículo en el que se pone en duda la moralidad de Bruni.

Bruni pidió la liberación de Ashtiani, mujer de 43 años y madre de dos hijos que ya recibió 99 latigazos en mayo de 2006 como condena por mantener una "relación ilícita", sinónimo de extramatrimonial, con el presunto asesino de su marido, y que más de cuatro años después permanece en la prisión de Tabriz, en el noroeste del país, sentenciada a ser enterrada hasta el pecho y apedreada hasta la muerte.

La lapidación es la ejecución más cruel. Le perdonan la vida a quien, de milagro, logra escapar. Es casi imposible. Más aún para una mujer, presa de la brutalidad desde el momento en que es semienterrada y dejada a merced de una lluvia de piedras que, según el código penal iraní, no deben ser "ni demasiado grandes como para matar inmediatamente ni demasiado pequeñas como para no considerarse piedras".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.