En Jerusalén hablan de burla