En medio de polémicas, la derecha se impone en Honduras

El oficialista Juan Orlando Hernández aventaja a la mujer del derrocado presidente Manuel Zelaya por cinco puntos, con el 58% de las mesas escrutadas; el ex mandatario denunció fraude
(0)
25 de noviembre de 2013  • 17:05

TEGUCIGALPA.- El oficialista Juan Orlando Hernández encabeza la elección presidencial de Honduras con 34,19% votos, casi cinco puntos arriba de la mujer del derrocado presidente Manuel Zelaya, la izquierdista Xiomara Castro, quien desconoce los resultados, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que computó el 58% de las mesas electorales.

Castro, aspirante del partido Libertad y Refundación (Libre), acumula un 28,83% de los votos, precisó en cadena nacional de radio y televisión el magistrado David Matamoros, presidente del TSE, que aún no declaró formalmente a un ganador de los comicios.

Hernández, del gobernante Partido Nacional (PN) y actual presidente del Congreso, se autoproclamó presidente anoche mismo, después del cierre de las mesas de votación, y hoy anunció que ya nombró una comisión de transición para recibir el poder de manos del presidente Porfirio Lobo el próximo 27 de enero.

El partido Libre sostiene que hubo "serias inconsistencias" en un 19% de las actas electorales (que representan 400.000 votos) a través de la "transmisión irregular de resultados", por lo que Zelaya anunció que de ser necesario se defenderá el voto en las calles.

Según el último corte del TSE, el Partido Liberal (PL, derecha), que ha compartido con el PN el poder en Honduras desde hace un siglo, acumula un 20,76% de los votos, en tanto que el Partido Anticorrupción (PAC, centroderecha), un 15,59%, lo que según analistas obligará al próximo presidente a pactar alianzas a nivel parlamentario.

Los hondureños fueron a las urnas ayer en una jornada de votación masiva para elegir un presidente para los próximos cuatro años, a 128 diputados y 298 alcaldes.

Los observadores internacionales, más de 800 de la Unión Europea, la OEA y otros organismos, aún no emiten su informe final sobre las elecciones, pero ayer destacaron la alta participación y no reportaron incidentes de importancia.

"No se negocia"

"Cualquier duda que alguien que participó en el proceso tenga sobre las actas (...) para eso está el tribunal electoral, que vayan. El triunfo es el resultado de lo que el pueblo hondureño decidió en las urnas, no se negocia con nadie", expresó hoy Hernández en una conferencia de prensa.

"La voz del pueblo es la voz de Dios, pasamos a los grandes acuerdos nacionales", dijo Hernández, al reconocer que la nueva conformación del Congreso incluirá a por lo menos dos partidos nuevos, entre ellos, Libre, que postuló a Castro. "Ya el pueblo eligió, ahora a trabajar", agregó.

Denuncia

Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009 por una alianza de derecha, se puso al frente de la campaña de Libre para denunciar fraude en las elecciones y desconocer su resultado, algo que genera dudas sobre la estabilidad política en la empobrecida y violenta nación centroamericana.

El ex presidente, una influyente figura detrás de la candidatura de su esposa, dijo que el Tribunal Electoral no había contabilizado casi 400.000 votos por supuestas inconsistencias que tienen que ser revisadas. Y ese caudal, explicó, podría dar vuelta el resultado.

"Nosotros no aceptamos ese resultado", dijo Zelaya esta madrugada. "Aquí vamos a poner los puntos sobre las íes, no nos pueden hacer esto, nos están robando la elección".

Las denuncias de fraude electoral podrían agregar inestabilidad política en un país polarizado tras el golpe de Estado contra Zelaya y convertido por el narcotráfico en uno de los países más violentos del mundo.

Otro candidato de oposición, Salvador Nasralla, del Partido Anticorrupción ubicado cuarto en los resultados oficiales, denunció inconsistencias en el proceso electoral y tampoco reconoció la ventaja de Hernández.

Agencias AFP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.