En medio de un escándalo de corrupción, renuncia una ministra de Lula