En su nueva residencia, Bolsonaro no quiere nada rojo a la vista... ni siquiera las sillas

Cargando banners ...