Tregua. En Ucrania, un cese del fuego poco respetado