Enérgica respuesta de Raúl Castro