Suscriptor digital

Envenenada. Investigan la misteriosa muerte de la modelo que fue testigo de las fiestas "hot" de Berlusconi

Imane Fadil fue testigo clave de las famosas fiestas que solía hacer Berlusconi
Imane Fadil fue testigo clave de las famosas fiestas que solía hacer Berlusconi Fuente: AP
Elisabetta Piqué
(0)
16 de marzo de 2019  • 14:50

ROMA.- La noticia estuvo hoy en la primera página de todos los diarios italianos: Imane Fadil, una modelo marroquí que fue testigo clave de las famosas fiestas "bunga-bunga" que solía hacer el ex premier, Silvio Berlusconi, murió envenenada por una mezcla de sustancias radioactivas. La chica, de 34 años, le había confiado a su abogado que temía haber sido envenenada. La fiscalía de Milán abrió una investigación por presunto homicidio voluntario y dispuso la realización de una autopsia.

Fadil murió el 1 de marzo pasado en un hospital de Milán, luego de lo que el fiscal Francesco Greco aseguró que fue "un mes de terrible agonía". La chica había sido internada el 29 de enero, después de descomponerse en lo de un amigo. "Tengo dolores de panza y me siento exhausta", le dijo a los médicos, que tardaron en darse cuenta de que había sido envenenada por un cocktail muy extraño de elementos radiactivos que determinaron el progresivo deterioro de sus órganos internos.

"Tengo miedo de morir, me envenenaron", le contó Imane a su hermano y a su abogado, Paolo Sevesi. El gran misterio es ahora descubrir qué tipo de veneno habría ingerido la mujer y, sobre todo, si hay alguien detrás de lo que podría ser un homicidio voluntario.

La modelo había sido en 2011 testigo clave del proceso que se le realizó a Berlusconi por prostitución de menores por el caso de "Ruby Robacorazones", como llamaban a la marroquí, Karima El Mahroug, que participó en diversas noches de juerga y que el ex premier trató de hacer pasar por la hija del entonces presidente egipcio Hosni Mubarak. Berlusconi, que siempre consideró "cenas elegantes" sus fiestas "hot", resultó absuelto en el "juicio Ruby", que luego dio lugar a otros procesos -aún en curso- por presunta corrupción de testigos para que dieran testimonios en favor del Cavaliere.

Imane, que nunca logró su sueño de trabajar en el mundo del espectáculo o como periodista deportiva, lucía tensa y enojada en los últimos meses, según medios italianos. "Todo esto empezó cuando tenía 25 años y hoy tengo 34. Siempre dije la verdad y rechacé varios intentos de corrupción de parte del señor Berlusconi y de su entorno, pero ahora estoy escribiendo un libro y verán", dijo, en un último vídeo publicado por la edición digital de La Repubblica, en el que aparece saliendo de los Tribunales de Milán.

La fiscalía puso bajo la lupa también los archivos de este libro. Pero, según La Stampa, no habría encontrado nada relevante en medio de los relatos algo confusos de la joven.

La gran pregunta es qué sentido tendría haber matado ahora a Imane, que fue testigo clave de las fiestas de Berlusconi en 2011 y que después declaró muchísimas veces en videos y entrevistas cosas de lo más extravagantes sobre sus experiencia en Arcore. En una de las últimas entrevistas al diario Il Fatto Quotidiano, en abril del año pasado, Imane dijo que estaba convencida de que en la mansión de Berlusconi se había establecido una secta satánica compuesta por mujeres diabólicas y que en los subterráneos cercanos a la pileta había túnicas que servían más para misas negras, que para orgías "bunga bunga" con disfraces. "En esas fiestas estaba el mal, yo lo he visto, he visto a Lucifer", dijo la chica.

Preguntado por la misteriosa muerte de la modelo, que tuvo gran repercusión en Italia, Berlusconi, de 82 años y aún en el ruedo político, se manifestó ajeno a todo. "Siempre es lamentable la muerte de alguien joven -aseguró-, pero nunca conocí a esta persona, ni le hablé".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?