Suscriptor digital

España ahora investiga la dictadura de Guatemala

(0)
28 de marzo de 2000  

MADRID (EFE).- La justicia española investigará los presuntos delitos contra la humanidad cometidos por los militares en Guatemala, luego de que la Audiencia Nacional admitió ayer la denuncia presentada por Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz.

El juez de la Audiencia, Guillermo Ruiz Polanco, hizo público un auto en el que notificó que dará curso a la denuncia contra los responsables de los últimos regímenes militares guatemaltecos por genocidio, terrorismo, torturas, asesinato y detención ilegal.

Ruiz Polanco estará a cargo del "caso Guatemala", siguiendo la huella del magistrado Baltasar Garzón, que instruye las investigaciones abiertas en 1996 en Madrid por delitos de lesa humanidad cometidos durante las dictaduras de Chile y Argentina, y que derivó en el arresto de Augusto Pinochet en Londres.

El procedimiento se dirigirá contra ocho personas, entre las que figuran los generales Efraín Ríos Montt y Oscar Humberto Mejías Víctores y el ex presidente Fernando Romeo Lucas García.

En el auto en el que se declaró competente para conocer de la causa de hechos ocurridos entre 1962 y 1994, el magistrado consideró que los tribunales españoles deben suplir la jurisdicción guatemalteca "en ausencia de su ejercicio honrado y eficaz".

No se pretende eludir "la jurisdicción territorial primigenia" de Guatemala, sino llevar los casos denunciados a instancias judiciales en las que, según explicó el juez, se sostiene la persecución universal de los delitos cometidos contra los derechos humanos. Ruiz Polanco afirmó que "aceptar lo contrario no sería otra cosa que una alcahuetería imperdonable y prevaricadora".

Tres casos

El pasado 2 de diciembre, la líder indígena Rigoberta Menchú presentó ante la Audiencia Nacional una denuncia centrada en tres casos, el primero de los cuales es el asalto militar a la embajada de España en Guatemala en 1980. La legación, que estaba ocupada por indígenas protestando, fue tomada por el ejército e incendiada, acción a resultas de la cual murieron 37 personas, entre ellas tres españoles y el padre de la propia Menchú. Los otros dos casos que se detallaron fueron la persecución que sufrió la familia Menchú -dos hermanos fueron asesinados y su madre torturada- y la muerte de los sacerdotes españoles Faustino Villanueva, José María Gran Cirera, Juan Alonzo Fernández y Carlos Pérez Alonzo durante la dictadura.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?