España: paso clave para ampliar el derecho al aborto

La reforma fue aprobada en Diputados y pasa al Senado, donde no tendría contratiempos
(0)
18 de diciembre de 2009  

MADRID.- El controvertido proyecto de ley que amplía el derecho al aborto se acercó ayer aún más a su aprobación definitiva, tras recibir el respaldo mayoritario de los diputados en el Congreso y quedar ahora en manos del Senado.

De acuerdo con la opinión general de los analistas políticos, la Cámara alta sancionaría sin demasiados contratiempos una de las normativas más polémicas de la década.

Sin embargo, el precio que debió pagar el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para obtener el imprescindible apoyo de los legisladores de otros partidos en el Parlamento no fue menos polémico que el propio proyecto.

Con el fin de conseguir el apoyo clave del tradicionalista Partido Nacional Vasco (PNV), los diputados del oficialista Partido Socialista Obrero Español (PSOE) debieron renunciar a una de las banderas más discutidas e irritantes del proyecto de ley original, que consistía en otorgarles el derecho a abortar a las adolescentes de 16 y 17 años sin necesidad de que consultaran a sus padres.

Tras intensas conversaciones con el PNV, los representantes del oficialismo acordaron que será obligatorio para las jóvenes de esas edades informar a sus progenitores sobre su intención de abortar, a excepción de que existiesen "sospechas fundadas" de que esa decisión "pueda conllevar problemas de violencia" en el seno familiar. Esta particular circunstancia, de acuerdo con la reforma, debería ser probada de algún modo, aunque los detalles se discutirán en la próxima instancia legislativa.

Otro punto que el gobierno español debió resignar fue el de no reconocerles a los médicos el derecho a la objeción de conciencia. De acuerdo con el texto original de la ley, todos los hospitales públicos españoles debían contar con profesionales capacitados para realizar abortos y la ley preveía penalizar a aquellos que se resistiesen a realizarlos.

Aunque este apartado fue enérgicamente defendido por representantes de asociaciones feministas como una extensión del "derecho de la mujer" a tener un "libre acceso a la interrupción del embarazo", ayer el PSOE se vio obligado a ceder ante este conflicto de intereses y considerar en forma "particular" la decisión de cada médico a resistirse a practicar este tipo de intervenciones quirúrgicas.

El proyecto de ley, que garantiza el libre acceso al aborto hasta la semana 14 de gestación y la 22 en caso de riesgo de la vida o salud de la mujer o por graves anomalías en el feto, fue aprobado con 184 votos a favor, 158 en contra y 2 abstenciones. Tras la sesión, el oficialismo se mostró exultante, en especial la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, principal propulsora y defensora del proyecto y, por esta misma razón, también el más importante blanco de las críticas de la oposición.

"Hoy puedo decir con satisfacción que la confianza de miles de mujeres en este país no ha sido defraudada", dijo, además de destacar que España "está ahora más cerca de tener una ley equiparable con los países de su entorno, mas equilibrada". También destacó que el proyecto "ofrece mayores garantías jurídicas, tanto para las mujeres como para los profesionales".

No obstante, para los legisladores opositores que no pactaron con el PSOE, el proyecto oficial presenta graves falencias que "imposibilitan" cualquier acuerdo. En este sentido, el titular de la bancada del Partido Popular (PP), Santiago Cervera, afirmó que la nueva norma no tiene "ni consenso social, ni profesional, ni político", ya que, en su opinión, " es una ley de unos contra otros" que no fue incluida en la plataforma electoral del PSOE y, que, en consecuencia, "no responde a ninguna demanda social".

Cervera añadió que "la vida del no nacido merece ser protegida y no puede depender del libre albedrío de nadie", ni siquiera de su madre.

El rechazo a la norma se extendió también más allá del recinto del Congreso. Los representantes de organizaciones en favor de la vida lamentaron el avance de la norma. El Foro de la Familia calificó la nueva ley como "una de las más radicales del mundo", dado que "desprotege al niño hasta límites insoportables".

La nueva ley supondrá la despenalización del aborto, que desde 1985 en España está contemplado sólo en tres casos: riesgo para la salud física o psíquica de la madre (supuesto para el que no hay plazos siempre que haya aval de un dictamen médico), violación (en las primeras 12 semanas de gestación) y malformación del feto durante las primeras 22 semanas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.