Espectacular operativo contra ETA

La policía vasca desarticuló un comando del grupo Donosti, uno de los más sanguinarios y antiguos de la organización
La policía vasca desarticuló un comando del grupo Donosti, uno de los más sanguinarios y antiguos de la organización
Silvia Pisani
(0)
23 de agosto de 2001  

MADRID.- Hacía tiempo que no se veía algo así. Que haya sido la policía vasca -y no la nacional española- la que realizó un espectacular operativo contra ETA, definido por las autoridades como uno de los más importantes de los últimos veinte años.

No es una cuestión de matices, sino de fondo: vascos policías contra vascos terroristas. En esa pequeña región -nacionalista y sacudida por un antiguo conflicto de rechazo al Estado español- ése es quizás el dato más importante de la hora.

El informe oficial da cuenta de un golpe de peso. Afirma que se desarticuló un comando entero del grupo Donosti, uno de los más activos y sanguinarios de la banda. Y que también se incautó de un coche bomba, listo para ser usado. Quizás, en los próximos días.

No era una ocasión para desaprovechar. Después de eso, el gobierno vasco no se anduvo con chiquitas a la hora de autoelogiarse.

"Esta es la operación más importante contra ETA que se haya realizado en la provincia de Guipúzcoa desde los años 80", dijo el ministro de Interior regional, Javier Balza. Casi calcado de lo que suele ser el discurso del gobierno nacional después de cada golpe.

Pero tan duro pareció ser éste que hasta los representantes de Batasuna -la fuerza política de la banda terrorista- no pudo reprimir la indignación y, por primera vez, se quejó abiertamente contra la acción policial. Cosas como éstas se ven en el complicado País Vasco.

El resultado le vino bien a Ertzaintza -la policía autonómica-, recientemente desacreditada por el gobierno nacional. Sus policías atribuyeron a un sector del entorno terrorista el reciente estallido de un juguete bomba cuando los investigadores vascos aún trabajaban en el caso, sin arriesgar hipótesis.

¿Qué pasó en el operativo? Ocho personas fueron detenidas, entre ellas una mujer. Según se informó, cinco pertenecen a un comando denominado Buruntza, nombre de un cerro de la región vasca. Según se informó, en el entramado de ETA militar, Buruntza actuaba a las órdenes del complejo Donosti, uno de los más activos y de más triste fama.

Pero no fue eso lo único lo logrado. Los ertzainas (policías vascos) se incautaron de un coche bomba listo para ser usado, supuestamente, en los próximos días. Lo encontraron oculto en un garaje de Lasarte, cerca de San Sebastián, y su localización parece ser uno de los datos obtenidos tras las detenciones.También fueron secuestrados 160 kilos de explosivo, armamento, granadas y documentación sobre las actividades de la banda.

Una de las cosas que más sorprendieron a los investigadores fue el hallazgo de 50 teléfonos celulares listos para ser convertidos en controles de mando para activar bombas por mecanismos que ni ellos conocían. Eso implica también una avanzada en la logística que usa el grupo armado.

Nacionalistas indignados

Volviendo a lo político: los policías vascos actuaron coordinados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón -algo que indignó a los nacionalistas extremos de Batasuna- y bajo tal amparo registraron cuatro viviendas y un garaje en distintas localidades del País Vasco, entre ellas Zizurkil y Zaldibia, todas en la provincia de Guipúzcoa.

El ministro de Interior vasco no cabía en sí de satisfacción por el comportamiento de su policía. "Ha sido un golpe fuerte -dijo Balza, aunque no por eso cayó en triunfalismos-: Ahora no tenemos que bajar la guardia porque el comando Buruntza no es todo el complejo Donosti."

La redada tuvo lugar apenas 72 horas después de que, por primera vez, un juguete bomba estalló en el centro de San Sebastián, lo que causó la muerte de una mujer vasca y graves mutilaciones a su nieto de 16 meses.

Ayer tuvieron lugar las habituales concentraciones de rechazo a lo ocurrido. Pero con una salvedad: por primera vez, asistieron miembros de Batasuna -la fuerza política aliada a ETA- y que afirmó que la organización terrorista y su entorno nada tuvieron que ver con ese episodio.

De la "escuelita"

  • MADRID (De nuestra corresponsal).- Uno de los supuestos terroristas detenidos ayer es un "graduado" de la escuela de terror en la que, de alguna manera, se ha convertido la kale borroka (violencia callejera) que todos los días azota a ciudades del País Vasco.
  • Ibón Etxezarreta Etxaniz, de 28 años, es -según informes policiales- un cuadro que dependía totalmente de ETA, cobraba un sueldo de ella y estaba a sus órdenes. Años atrás, había empezado tirando piedras en las calles del País Vasco. Casi una picardía. Que así terminó.

    Otras redadas

    Noviembre de 2000: al arrestar a sus cuatro miembros, la policía nacional desbarata el reconstituido comando Vizcaya.

    Septiembre de 2000: el 13, una operación encabezada por el juez Garzón desarticula a EKIN, la organización política de ETA en España. Dos días después, cae la cúpula del grupo terrorista, entre ellos su número dos, Iñaki de Rentería, en otro espectacular golpe, en Francia.

    Enero de 2000: desmantelan el aparato de relaciones internacionales de ETA; diez días después, Francisco Mugica Garmendia, número uno de la organización a comienzos de los ´90, es extraditado de Francia.

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.