" Esta no es la crisis del euro. es una crisis de gestión política"