"Estaba en el auto y sentí el cimbronazo"

Diálogo con el embajador argentino
(0)
22 de abril de 2004  

Oyó la explosión a pesar de haber estado a seis kilómetros del lugar donde ayer se inmoló un atacante suicida. "Estaba en mi auto cuando sentí el cimbronazo. Fue una explosión muy fuerte, que destrozó un edificio e hizo que muchos vehículos volaran por los aires", contó a LA NACION Luis Domingo Mendiola, embajador argentino en Riad. La detonación no lo tomó por sorpresa. "En esta ciudad ya han explotado varios coches bomba", señaló

Mendiola, junto con un funcionario administrativo de la embajada, ambos de Buenos Aires, son dos de los 23 argentinos que viven en Riyad y de los alrededor de 100 que residen en Arabia Saudita. La mayoría son profesionales -médicos e ingenieros- y muchos llegaron al país con sus familias. El diplomático señaló que todos se encuentran bien. "En general viven en barrios residenciales, lejos del lugar céntrico donde ocurrió el ataque", dijo.

El clima que se vive por estos días en Riyad, afirmó, es de "una cierta tensión". A las constantes amenazas de atentados se suman las fuertes medidas de seguridad. "Las fuerzas de seguridad están controlando todo en forma muy intensa. Hay muchos puestos de control y eso provoca una cierta tensión, que aumenta cuando hay alarmas como las de las últimas dos semanas. En estas ocasiones todo el mundo se siente preocupado", apuntó Mendiola.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.