Estado Islámico asumió la autoría de la masacre de Orlando