Estados Unidos consideró que los venezolanos mostraron su "abrumador deseo" de cambio