Comenzaron los ataques de Estados Unidos contra Estado Islámico en Siria