Estados Unidos mató al número dos de Al-Qaeda en Irak

Tras rastrearlo, militares norteamericanos asesinaron a Abu Azzam
(0)
27 de septiembre de 2005  • 08:23

BAGDAD (Reuters).– El segundo en la cadena de mando de Al-Qaeda en Irak, Abu Azzam, fue abatido a disparos esta semana en Bagdad, dijo hoy el ejército de Estados Unidos, lo que sería un duro golpe contra un grupo central de la insurgencia de Irak.

Las fuerzas estadounidenses e iraquíes rastrearon a Azzam, mano derecha de Abu Mussab al-Zarqawi, el hombre más buscado en Irak, hasta un edificio de departamentos, donde fue abatido a primera hora del domingo, dijo el teniente coronel Steve Boylan, un portavoz militar de Estados Unidos.

"Tuvimos una información de un ciudadano iraquí que nos llevó a él. Habíamos estado rastreándolo por algún tiempo", dijo Boylan.

Avances. La muerte de Azzam podría representar un avance contra los extremistas, pero igualmente los ataques continuaban hoy en Irak.

Un atacante suicida con bomba se hizo estallar entre una multitud de reclutas de la policía al norte de Bagdad y mató al menos a 10 personas e hirió a unos 30, dijo la policía.

Se cree que Azzam comandaba operaciones diarias en Bagdad y otras ciudades, y que tanbién financiaba ataques, así como el ingreso a Irak de radicales procedentes de países vecinos. También era un consejero religioso de Zarqawi, dijo Boylan.

No se conoce la nacionalidad de Azzam, o si estaba solo cuando murió.

Estados Unidos se responsabilizó. El ejército de Estados Unidos dijo que él se había atribuido la responsabilidad por las muertes de un miembro del ex Consejo de Gobierno iraquí y del gobernador de la ciudad de Mosul.

Su muerte se conoce después de la captura o la muerte de varios hombres cercanos a Zarqawi en meses recientes, incluidos un conductor y varios comandantes de menor importancia, lo que ha llevado a que las fuerzas estadounidenses crean que podrían estar acercándose al mismo Zarqawi.

El líder de Al-Qaeda en Irak, de nacionalidad jordana, está aliado con Osama ben Laden y su red, Al-Qaeda.

Su grupo se ha atribuido la responsabildiad de muchos de los ataques más sangrientos en Irak, y recientemente aseguró que libraría una "guerra total" contra los chiítas, la rama del Islam que profesa la mayoría de la población iraquí, a fin de provocar una guerra civil y agudizar el caos en el país.

Más violencia. En tanto, al menos 15 iraquíes murieron y más de 30 resultaron heridos en distintos atentados perpetrados hoy.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?