La reacción de Washington. Estados Unidos reclamó una transición democrática y pacífica