"Este gobierno promueve la anarquía"

En una entrevista con LA NACION, Henrique Capriles lanzó críticas contra Chávez y cuestionó su relación con Cristina Kirchner
Daniel Lozano
(0)
11 de marzo de 2012  

CORO, Venezuela.- Henrique Capriles parece incansable, como si fuera dos o tres hombres distintos a la vez. El candidato opositor, de 39 años, que se enfrentará a Hugo Chávez en las elecciones que prometen ser las más disputadas de la historia de Venezuela camina ocho horas a toda velocidad, de casa en casa, para conocer las necesidades de los venezolanos.

En 48 horas visitó cinco barrios populares del estado Falcón, en un asalto medido a los bastiones del chavismo. Se hace cientos de fotografías con sus admiradoras, patea una pelota, entrena para carreras y contesta las preguntas de LA NACION. Incluso le queda tiempo para hacer de entrevistador ocasional de su rival político y preguntarle, de forma atrevida, qué piensa hacer por su país cuando no sea más presidente.

Sólo pasó una semana desde que fuera tiroteado en un barrio de Caracas. Pero la balacera todavía resuena en un país que se sorprendió por la entereza que el gobernador de Miranda demostró durante los incidentes. Chávez, por fin, parece tener un rival de su tamaño.

-¿Pasó miedo el domingo durante los hechos violentos en Cotiza?

-Quieren transmitir miedo, pero logran todo lo contrario. Usaron la violencia para amedrentarnos, es el mismo libreto que ya conocemos. Pero allí estaba la comunidad esperándonos: no hay obstáculo que frene a un pueblo que quiere un cambio. Lo ocurrido en Cotiza denota el miedo de quienes están enquistados en el poder. El primer promotor de la anarquía es este gobierno. Ocurrió hace una semana en Cotiza y antes con las invasiones en Miranda.

-¿Teme que sea un intento de limitar su campaña "casa a casa" en los barrios denominados chavistas?

-Yo seguí mi recorrido porque tengo un compromiso con el país. Nosotros tenemos claro cuál es el camino, un camino de paz, de propuestas, de respuesta a los problemas de la gente. Que nadie se quede atrás. Ese es nuestro compromiso. Estamos en el mejor momento tras 13 años en la oposición. Es la tormenta perfecta. Estamos convencidos de que viene el cambio.

-Unos supuestos testigos comparecieron en el canal público para acusarlo de disparar contra el "pueblo", pistola en mano.

-¡Qué barbaridad! Yo, con una pistola? Ahí están las imágenes; no mienten.

- Se rumorea que la campaña sucia va a continuar, incluso que se pueden emprender acciones legales contra usted. ¿Está preparado para cualquier escenario?

-Yo ya he ido a juicio por acusaciones que me ha hecho este gobierno y siempre demostré mi inocencia. Mientras más traten de enredar el juego, más gente saldrá a votar el 7 de octubre. Sabemos que el poder es un préstamo que nos da el pueblo y tiene fecha de vencimiento. Yo asumo mi candidatura como una responsabilidad que me dieron los venezolanos, y, de esa misma manera, tomo las funciones que me han tocado desempeñar como diputado, alcalde y ahora gobernador. Soy un servidor público.

-El gobierno cuenta con una gigantesca maquinaria electoral, que unido al carisma de Chávez lo hace casi invencible en las urnas. Usted, que triunfó en todas sus contiendas electorales, ¿cree sinceramente en la victoria?

-Creo en la fuerza de la gente cuando quiere un cambio. Los venezolanos tenemos décadas esperando que nuestras vidas mejoren, muchos pusieron sus esperanzas en este gobierno y hoy están desencantados. Nosotros estamos convencidos de que hay un camino para hacer las cosas mejor. Al presidente le tocará entregar el poder de forma pacífica y responsable.

-¿De dónde proceden los fondos para su campaña?

-Son muchos los venezolanos que están aportando recursos para construir la Venezuela del progreso.

- El famoso chaca-chaca ("chavistas con Capriles") ¿es sólo una táctica electoral o ya tiene algún apoyo constatable en el electorado de Chávez?

-Nosotros no andamos preguntando si la gente es de tal o cual partido, todos somos venezolanos y todos merecemos una mejor calidad de vida.

-La enfermedad de Chávez sigue siendo secreto de Estado. ¿Es posible gobernar un país a distancia desde un hospital de La Habana?

-Aunque como venezolanos no hemos recibido un parte médico oficial sobre la salud del presidente, deseamos que se mejore y regrese a ocuparse de los problemas que nos aquejan. Todas las decisiones inherentes a la nación deben ser tomadas desde aquí.

-De resultar elegido, ¿qué relaciones planea mantener con los actuales aliados de Chávez, incluida la Argentina?

-Quiero mantener la mejor relación con el gobierno de Cristina Kirchner, pero teniendo en claro que no se puede tratar de una relación personal de amistad entre jefes de Estado. Eso es un error grave. Los gobiernos pasan y los países quedan.

-¿Pero piensa seguir luchando por la integración latinoamericana, como hace el actual gobierno?

-Mi apuesta también es la integración de América latina, pero no como se ha hecho hasta ahora, donde el petróleo se usa para ganar lealtades políticas. Ese es un proyecto personal de quien ahora manda en Venezuela.

-La crisis con Colombia posibilitó el auge comercial entre Venezuela y la Argentina. ¿Lo piensa mantener?

-Habría que ver qué recibimos actualmente de la Argentina, pero nuestra intención es potenciar nuestra propia producción. Nosotros importamos el 70% de los alimentos, incluidos la carne, el café, el maíz. Es una locura en un país tan rico como éste. Tenemos que cambiar.

-¿Ha realizado algún intento de acercamiento al gobierno o a la oposición de Buenos Aires?

-No. Nosotros estamos concentrados en trabajar lo interno en Venezuela.

-Ya pasaron casi cinco años desde que estallara el escándalo de la valija de Antonini.

-Ese caso cayó en el olvido, como todas las denuncias contra este gobierno, uno de los más corruptos de la historia de Venezuela. El gobierno aprovechó la intromisión de Estados Unidos, la utilizó políticamente. Y al final no cayó ningún pez gordo.

-¿Tiene intención de realizar algún viaje al exterior?

-Sí, estamos preparando alguna gira. Nuestro primer objetivo es Brasil, el gigante económico del continente y la sexta economía mundial. El actual gobierno se llena la boca con sus relaciones con Brasil, pero su modelo dista mucho del brasileño. El actual modelo está cargado de profundas contradicciones.

-¿Cómo se posiciona usted en el conflicto de las Malvinas, convertido en una bandera por el actual mandatario?

-Nuestra intención es convertir a Venezuela en un país promotor de paz, donde se fomente el respeto por los derechos humanos, culturas y religiones diversas.

Las fortalezas y debilidades del rival de Chávez

  • EL CAMBIO

    Henrique Capriles tiene juventud (39 años), energía, atractivo físico y representa el cambio. Todos ellos son rasgos muy parecidos a los encarnados por Hugo Chávez en 1998, cuando el actual mandatario ganó su primera elección presidencial.
  • UNA UNIÓN INMEDIATA

    La oposición venezolana está unida, en torno a su figura, por primera vez desde que Chávez llegó al poder. Capriles, que, según dice, tomaría como modelo a Luiz Inacio Lula da Silva si llega a la presidencia, apuesta por la moderación y la reconciliación de los venezolanos.
  • VERDADERAS CHANCES

    La enfermedad del presidente y su desgaste tras 13 años de gobierno otorgan a Capriles y a la oposición posibilidades electorales por primera vez durante la revolución bolivariana.
  • MENOS FONDOS

    Capriles conduce su campaña con una gran desventaja económica frente a Chávez. El mandatario cuenta con multimillonarios recursos financieros para su contienda, que además acompaña con una gestión oficial de neto corte proselitista.
  • NÚCLEO DURO

    Al gobernador de Miranda le será muy difícil penetrar en el chavismo duro (38% de la población), que mantiene un cordón umbilical casi místico con el líder bolivariano.
  • DESGASTE

    Una campaña de siete meses puede ser larga y desgastante, sobre todo, cuando se enfrenta al imperio mediático del chavismo, que no duda en atacar a Capriles todos los días. La guerra sucia empezó con todo al día siguiente de que fuera elegido candidato único de la oposición.
  • MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.